Carta abierta al D.F.

Para: La Ciudad de la Esperanza

Hola querido Distrito Federal, la ciudad de la esperanza, hoy te escribo esta carta con el objeto de pedirte permiso de pisar tus tierras, al estilo de los bolivianos, pido licencia para caminar sobre tu asfalto que ha demostrado fortaleza por demás, me uno a los casi 9 millones de habitantes a los cuales les das morada. En este tiempo de elecciones, ese mote de “La Ciudad de la Esperanza” parece estar brillando, al menos, en los spots televisivos y radiofónicos, la propaganda política trata de alimentar el espíritu nacionalista mediante la búsqueda de poder sembrar un ideal en la comunidad, para ganar la elección. Al mundo se le rebobinó el casete histórico después de que dos Torres cayeran inevitablemente en el centro de Nueva York, otra ciudad importante, como tu D.F. Y por eso hoy más que nunca necesita un rumbo ideal el cual seguir, una utopía por la cual luchar, la esperanza pues, juega un gran papel en la mente de un sobreviviente como yo y básicamente por eso estoy aquí.

Hago este protocolo por que a alguien se le ocurrió decirme; “Para que vienes aquí”, y que quede claro que no pongo acento en la “e” de “para que” por que no fue una pregunta la oración que se me formuló, mas bien, fue un reclamo por llegar a radicar a esta tierra que se supone, y si la geografía no me engaña, es también mi tierra, mi país, por lo cual nadie, pero absolutamente nadie puede, reclamarme el entrar a vivir o visitar.

Ahora resulta que por ser provinciano, se me intenta tratar como un ciudadano de segunda, no lo permitiré. A esa persona que no vale la pena mencionar su nombre, no le dije nada, lo dejé ahogarse en su ignorancia, pero hoy pongo esta carta abierta hacia ti Ciudad de la Esperanza para que quede el registro público sobre mi solicitud de residencia en tus legendarias e históricas tierras. Lo hago por que vengo de una entidad donde el valor de la tierra, las costumbres y la cultura hacen que el espíritu hable por encima del orgullo clasista de cualquier gentilicio.

Con mi mayor respeto piso tus tierras, por que a pesar de todo, he estado muy a gusto aquí y no tengo planes de irme. Gracias.

Ay Ay Ay PACHAMAMA.

Atte. José Córdova (Chematrix)

¡Rólalo con la banda!



1 Comentario

  1. Alejandra:

    me fascino tu carta, tiene mucha razon, SUERTE!!!!!!!!!!!!! TU PUEDES!!!!!

¡Opínale!

Random Posts

LOAD MORE